Artículos
Turismo y emigración

Turismo y emigración

Como se explica en las escuelas y universidades, la emigración y el nomadismo es un fenómeno tan natural como el vuelto o la lluvia. Ya sea por tierra, mar o aire, muchos tipos de animales tienen en la emigración una estrategia de sobrevivencia, bien sea por el clima, buscar alimentos o encontrar el lugar donde tener la descendencia. En todos estos casos, todos ellos viajan sin equipajes y libre de cualquier carga que transportar. Y llegado al lugar de destino han de adaptarse a las condiciones que imperan en la naturaleza. Otro tipo de emigraciones, como el de los humanos, se llama nomadismo o trashumancia. El nomadismo y la trashumancia, es una emigración temporal para llevar su ganado a lugares donde haya hierbas y agua. En ambos casos, es la naturaleza y sus leyes la que imponen sus condiciones para la vida humana y animal.
Sin embargo, el turismo es antes un fenómeno socio-económico y cultural que natural. En este fenómeno, la naturaleza (clima, aguas, paisajes, etc.) son vistas como recursos a explotar, sin atenerse a las reglas que impone la naturaleza. También las poblaciones donde se establece el turismo es considerado un bien económico como mano de obra a la que explotar. Si a ello le sumamos el factor psicológico y sociológico del turismo, con sus ansias de nuevas experiencias, a veces extremas, puede crear verdaderas rupturas del equilibrio natural y social. En los últimos tiempos se están viendo cómo, los ciudadanos de muchas ciudades turísticas, se revelan porque el abuso del turismo que hace casi imposible vivir en las ciudades y barrios donde nacieron, tanto por las subidas de precios de bienes básicos como de la vivienda.
El rechazo al turismo, especialmente el turismo masivo, es una tendencia incipiente pero creciente que, de seguro, va a crear más de un conflicto social y político. Es otro fenómeno más de los desequilibrios que amenazan al mundo hoy, tanto la crisis climática, la sobreexplotación de recursos naturales, energéticos, etc.
Un mundo revuelto y peligroso