Artículos
Con el tiempo en el culo

Con el tiempo en el culo

Este título, que puede parecer escandaloso, es un dicho muy andaluz cuyo significado es: que vas tardes; que ya no llegarás a la hora convenida; que ya no llegas a tiempo.

Y la razón no es otra que hablar del tiempo que corre en contra de la humanidad, ya sea por la crisis climática, el abuso sobre los bienes naturales, el crecimiento demográfico, las guerras, etc., etc.
Ya en los años setenta del siglo pasado, las revistas ecologista y de izquierdas ya advertían del peligro que la humanidad corría si no era capaz de hacer frente a la contaminación ambiental y la degradación de la naturaleza. Ya he dicho que esas revistas se editaban en los años setenta, o sea que ha pasado más de medio siglo, desde entonces, y seguimos con la misma amenaza, o peor. Digo que es peor, porque el control mental e ideológico que se ha impuesto sobre amplias capas sociales ha hecho que esta problemática se vea, en muchos casos, una manipulación izquierdista, o bien fruto de ideas paranoicas.

Sin embargo, la izquierda occidental se ha integrado en el sistema de poder gobernante, salvo honrosas excepciones.

Y claro, entre la manipulación mediática y las nuevas tecnologías de comunicación, como los teléfonos móviles, se han roto los vínculos sociales y culturales de las comunidades humanas, lo que redunda en un individualismo agresivo y egocéntrico.
No pretendo ser agorero, pero es lo que veo en el mundo que vivo y, bajo mi experiencia, puedo calibrar las diferencias entre mis tiempos de joven y los actuales.

Evidentemente el tiempo corren en contra de la humanidad, pero no contra la naturaleza, pues la naturaleza ha dado muestras de recuperación antes gigantescas catástrofes ambientales y la desaparición masiva de especies. Así que ojo al parche, y cuando se dice “ojo al parche” estamos queriendo dar énfasis a una advertencia, a una noticia, a lo que vamos a comunicar.